O2 en español

AP-gate, el nuevo escándalo que sacude a Washington

Indignación y alarma en todo el mundo por la noticia de que los teléfonos de la ‘Associated Press’, una de las mayores y más antiguas agencias de prensa mundial, fueron controlados y probablemente interceptados por el Departamento de Justicia de la administración de Obama

Los hechos remontan a los meses de abril-mayo de 2012. Veinte líneas telefónicas de la agencia han sido espiadas. Han sido adquiridos también los informes telefónicos. El presidente de EEUU ha admitido el hecho y se ha comprometido en averiguar las responsabilidades y perseguir a los culpables, de todas formas, ha añadido que es necesario equilibrar la libertad de prensa con las exigencias de la seguridad nacional, por las investigaciones sobre Al Qaeda en Yemen.
Las líneas telefónicas interceptadas conciernen usuarios de Nueva York, Hartford y Washington, una entre ellas pertenece a la sala de prensa de la Cámara de los Representantes usada por los reporteros de la agencia ‘AP’, cuyas llamadas efectuadas y recibidas han sido documentadas.
“Esta es una violación grave –afirma la ‘Associated Press’– del derecho constitucional a recoger y difundir informaciones. El gobierno no tiene ningún derecho a adquirir datos sobre nuestra actividad”.

“Este es el último choque entre los órganos de información y los investigadores federales –comenta el ‘New York Times’– y se verifica en el contexto de una política agresiva por parte de la administración de Obama para obstaculizar la difusión de informaciones sobre la seguridad nacional”.

Licenza Creative Commons I contenuti di questo sito, tranne ove espressamente indicato, sono distribuiti con Licenza Creative Commons Attribuzione 3.0

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *

CHIUDI
CLOSE