O2 en español

Madrid. La Censura Escondida y el Detector creado por Ossigeno

Informe de Alberto Spampinato por el seminario en Madrid, 23 de marzo, Universidad Complutense, patrocinado por Ossigeno, ECPMF y PDLI

Para explicar lo que Ossigeno per l’Informazione hace en Italia, tenemos que empezar con una afirmaciòn: existen dos tipos de censura. El primero es la censura tradiccional, clasica. Este tipo de censura se aplica en los regìmenes totalitarios. En estos Paises una ley del Estado, aplicada por las fuerzas del orden, prohibe explicitamente la libertad de expresion. En Italia este tipo de censura existìa durante el fascismo, y en españa durante el franquismo. En un Estado dictatorial, una aprovaciòn previa se necesitaba para publicar las noticias.

La censura escondida y enmascarada

El segundo tipo de censura se conoce y se reconoce menos. Es una limitaciòn subdola del derecho de informacion y expresiòn. Se produce en los paìses democraticos, como España e Italia. Se impone con actos legales e ilegales, que podrian ser prevenidos o contrastados por las autoridades pero son tolerados o contrastados debilmente. Deberían ser combatidos, impedidos y castigados ya que stos actos violan uno de los derechos fundamentales de la democracia: la libertad de palabra, de expresiòn, de imprensa.

Esta censura escondida y enmascarada se actua con discriminaciones arbitrarias, intimidaciones, amenazas, retorsiones y abusos. La mayoria de estas violaciones queda impune. La UNESCO indica una tasa de impunidad superior al 70%. La censura escondida y mascarada se debe a vacìos juridicos, evidentes omisiones, leyes restrictivas aprobadas para protejer el poder y quienes lo ejercen. Esta censura se basa tambièn en proceduras punitivas contra los que ejercen su derecho fundamental de manifestar sus opiniones e ideas, de comunicar las informaciones de interès publico.

Este tipo de censura es el tema que queremos hablar hoy, ya que nos afecta directamente.

Por que los periodicos no hablan de esto

Ossigeno llama a este tipo de censura “escondida y enmascarada” porque las instituciones, las autoridades y los medios hacen lo posible para negarla, esconderla, para hacer creer que, aunque estos acto limitan la libertad de difundir informaciones de interes publico, no se trata de censura, sino de simples actos criminales (quando se utiliza la violencia) o, cuando se trata de abusos de la ley, de el justo reconocimiento de derchos màs importantes como la reputaccion personal de alguien u la imagen de personajes e instituciones politicas, puesto que no se hable instrumentalmente de seguridad nacional. El silencio de los periodistas sobre estos asuntos nos hace ver cuanto es fuerte, extendida y condicionante este tipo de censura: hablar de ella resulta peligroso, puede provocar problemas. Los periodicos comunican a los lectores solamente las amenazas y las retorsiones màs eclatantes y no se atreven a denunciar las presiones que los inducen a actuar de esta manera.

Quien ha creado esta definiciòn

La definiciòn “censura escondida y mascarada” describe bien la caracteristica fundamental de este fenomeno: la capacidad de evitar de ser percibida por el publico, como si fuese invisible. Es deberoso mencionar que fue coniada por el Comisario por los Derechos Humanos del Consejo Europeo para describir la situacion que ha constatado en algunos paises europeos, entre los cuales Italia.

Como hablar de algo que permanece escondido

¿Cómo se convencen los ciudadanos, y también la política y las instituciones, a combatir y contrastar una censura escondido a la opinión pública? En primer lugar es necesario llevarla al destapado y desenmascararla. Y para superar las resistencias y la incredulidad, que son inevitables, cuando se denuncia la existencia sobre la escena pública de un problema social así grave y de así vastas dimensiones, es necesario documentar los hechos de modo innegable. Éste es el primer paso que hacer. Y la asociación Ossigeno per l’Informazione lo ha hecho en Italia.

¿Còmo? Adoptando a largo plazo una estrategia, usando el voluntariado profesional como capital humana, creando un instrumento científico capaz de desvelar los episodios de censura escondida y de representarlos a la opinión público uno por uno y en su dimensión total, analizando de ello las causas y proponiendo los remedios necesarios y posibles.

Invisible como la electricidad

Este tipo de censura queda escondido, invisible solamente si pretendemos percibirla de modo simple, fácil y dirigido como ocurre por muchas informaciones que las redacciones de los periódicos reciben con los comunicados de prensa. Solamente si recurrimos a instrumentos y a métodos de observación adaptas podemos revelar la presencia de estos fenómenos. Hago otros ejemplos. A ojo desnudo no podemos ver los gérmenes, pero usando un microscopio podemos verlos y estudiarlos. Nuestros ojos no ven las estrellas lejanas pero con un telescopio podemos observarlas.

El Detector de la censura escondida de Ossigeno

Aplicando estos conceptos, Ossigenoper l’Informazione ha creado un instrumento: el detector de la censura escondida y desde el 2006 a hoy lo ha empleado en Italia con buenos resultados. Este método científico de observación es conocido como “Detector de la Censura Escondida de Ossigeno” y ha permitido conocer una realidad dramática, más dramática que la que se imaginaba. El Detector ha enseñado los nombres de tres mil periodistas y blogger que en diez años han padecido intimidaciones, amenazas, retorsiones, graves abusos. Ha permitido estimar que este número tiene que ser multiplicado por 20 para tener una idea de cuanto hayan estado efectivamente las víctimas de la censura escondida y mascarada. Esta documentación ha obligado el gobierno, el parlamento, las instituciones italianas a admitir que este problema existe y hace falta afrontarlo. Ha permitido es decir a la Italia de dar el primer paso en la dirección justa para combatir la censura escondida.

Como defender el derecho a la información

Ossigeno per l’Informazione cree necesario también emplear este Detector en otros países europeos, también en España, para llevar a la luz la censura escondido en modo objetivo y no contestable, para hacer comprender que ésta es una enfermedad que se manifiesta en cada país. Qué este problema está presente en todos los países democráticos y solicita respuestas nuevas y más adecuadas, sea de los gobiernos nacionales sea de las grandes instituciones internacionales. Es un largo camino lo que nos espera, y hace falta empezar a recorrerlo. Nosotros estamos convencidos que las respuestas necesarias empezarán a llegar cuando logremos producir, también en otros países, datos objetivos y homogéneos sobre las manifestaciones de la censura escondida. Solamente entonces lograremos superar las resistencias que advertimos hoy, superando los lugares comúnes con los que lo que se minimiza ocurre. Solamente entonces lograremos hacer comprender que lo que limita la libertad de prensa en Italia, España, Alemania, Austria y otros países tiene una explicación común. Éste: la democracia afirma la libertad de prensa como un derecho fundamental inviolable pero no protege con determinación y con instrumentos jurídicos adecuados quien ejerce él, y no castiga como debería, como podría, quién impide ejercerlo. Cuando la libertad de prensa sea protegida y defendida como otros derechos humanos fundamentales será mucho más difícil limitarla y contrastarla como ocurre hoy.

ASP

Licenza Creative Commons I contenuti di questo sito, tranne ove espressamente indicato, sono distribuiti con Licenza Creative Commons Attribuzione 3.0

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *